Clickea aquí para ir al Nuevo Blog

miércoles, 16 de febrero de 2011

Paro Afecta a Viajeros Ocoeños

La mañana del pasado lunes 14 de febrero fue afectado el transporte de pasajeros desde Santo Domingo hacia algunos puntos del país incluyendo a San José de Ocoa, donde las rutas no tuvieron el acostumbrado control y los choferes y cobradores hicieron lo que les dio la gana con los desesperados pasajeros que querían llegar a su destino. El paro sorpresivo fue hecho por uno de los sindicatos de transporte, que son llamados también "los dueños del país", pues hacen lo que sea por sus intereses personales, sin importarles en lo absoluto el maltrato a los ciudadanos, ni los riesgos que puedan tener.
Esta guagua de ASODUMICOA, traía 56 personas a bordo y ese cobrador o mejor dicho ese abusador, en ese momento subió el pasajero número 57 en San Cristóbal y más a delante seguía buscando más, mientras los que iban parados atropellaban a los que iban sentados en un minibús que está hecho para 32 persona como máximo. En total 35 iban sentadas incluyendo el chofer y 22 parados, que ni a los animales cuando van para el matadero se trata de esa forma.
Estos paros afectan a los pasajeros y también a los dueños de rutas, pero a otros como éste, les fue muy bien un lunes que es de pocos pasajeros hacia Ocoa y que su sentido por el dinero pudo más que su sentido de humanidad. 54 pasajeros ocoeños a 160 pesos cada uno, les garantiza 8,640 pesos para "reírse con la muela de atrás", pero que los convierte en inhumanos sin conciencia, a los que muchos, aunque sea de pensamiento les recordaron a su madre, tanto al cobrador, como a su cómplice chofer.

1 comentario:

jgonzalez1121 dijo...

Yo no se cuando el transporte de Ocoa va a cambiar y a pensar en los pasajeros como personas y no como animales que están transportando. No sé porque no se reúnen y toman medidas encaminadas a beneficiar y eficientizar el servicio que ofrecen. Como lo haría tomar una medida que impida que se suban a un mini-bus mas personas de la capacidad de este, y que en el mismo nadie pueda viajar de pie.